A todos nos gusta vernos bien, pero lograrlo no es tan sencillo como parece, pues hoy en día es bastante difícil llevar la rutina y comer de manera balanceada, pues casi siempre el tiempo es limitado entre la casa y el trabajo, lo que hace que siempre tengamos que recurrir a la tan perjudicial “comida rápida”, es precisamente por eso que el día de hoy les hemos traído la llamada Dieta Mediterránea

Esta dieta ha cobrado muchísima popularidad al combinar un régimen alimenticio saludable, más una cantidad de ejercicio que sin lugar a dudas resulta muy beneficiosos para nuestro organismo.

Dieta mediterránea

Quizás te interese:

Dieta paleo: ¿Cómo funciona para bajar de peso?, beneficios.

Dieta de la sopa: ¿Cómo se hace?, baja peso con pocas calorías.

¿En qué consiste la Dieta Mediterránea?

La Dieta Mediterránea se basa en llevar a cabo una alimentación balanceada, guiándose por los países que se encuentran rodeando el Mar Mediterráneo, principalmente Italia y España, todo esto con el fin de reducir en gran cantidad la ingestas de alimentos como carnes y carbohidratos de nuestra dieta diaria, y en lugar de eso, agregar más vegetales y verduras que sean propios de la agricultura típica de la región.

¿Cómo se debe hacer la Dieta correctamente?

Más allá de lo que comemos, la Dieta Mediterránea se fundamenta más que todo en cómo lo hacemos, pues más que un régimen alimenticio se trata de cambiar un poco nuestra rutina diaria, así como también la filosofía de vida, e incorporar patrones de alimentación que sean altamente beneficiosos para todos nosotros.

Dato:
Se debe tener en cuenta que en lugar de comer mayormente alimentos procesados, se deben ingerir en una mayor cantidad productos frescos y de la temporada, pues lo que realmente nos interesa es más calidad que cantidad.

Menú de la Dieta Mediterránea

En esa búsqueda de alcanzar el máximo bienestar para el organismo, hoy te hemos traído un menú basado en esta filosofía de vida, para que puedas incorporarlo en tu rutina diaria.

Día lunes

En el desayuno puedes tomar una taza de café con leche, con queso mozarella con un par de tostadas, más una manzana para acompañar.

Posteriormente, antes del almuerzo se puede merendar con barras de cereales integrales, o un vaso pequeño de jugo de naranja.

Luego a la hora del almuerzo, como una opción podría ser unas albóndigas con papas al vapor, más una sopa de garbanzos.

Ya para finalizar este primer día de la Dieta Mediterránea, podríamos comer durante la cena unas brochetas de pavo, más tomate picado en rodajas, más una ensalada de acelgas y de aderezo ajos frescos.

Día martes

Para el desayuno podemos comer cualquier tipo de cereales integrales, acompañados de leche con cacao en polvo. A media mañana podríamos tomar un vaso pequeño de jugo de pera (natural).

Durante el almuerzo se puede comer un filete de pollo a la plancha (aproximadamente unos 200 gramos) con brócoli al vapor, y podríamos acompañarlo con una porción media de piña.

Ya a la hora de la cena se puede comer un plato de ensalada hecha con pepino, cebolla, aceitunas negra y un poco de queso , y una pieza de salmón a la plancha o al vapor.

Día miércoles

A la hora del desayuno se puede comer un par de tostadas de pan integral untadas con mermelada de fresa, más un vaso de leche fresca. A media mañana podríamos tomar un vaso de jugo de uvas frescas, con un bocadillo de lechuga, tomate y queso fresco.

Durante el almuerzo se puede comer un plato de sopa de tomate, acompañado de arroz caldoso y alcachofas, más un vaso de jugo de naranja.

Ya para la cena tenemos que se puede comer plátano con yogur, más un plato pequeño de ensalada.

Día jueves

En el desayuno se puede comer pan de aceitunas con ruedas de tomate, más un vaso pequeño de leche. A la hora de la merienda tenemos una compota de manzana.

Para la hora del almuerzo podemos comer lomo de cerdo a la plancha con aderezo de salsa de mostaza y arroz integral, más pimentones rojos asados con piñones.

Y para finalizar el día, durante la cena podríamos comer pescado al vapor, mandarinas y una crema de verduras frescas.

Día viernes

En el desayuno podríamos comer un par de tostadas con chocolate para untar más una taza pequeña de café con leche. A media mañana una taza pequeña de cereal con frutas deseadas.

A la hora del almuerzo podríamos comer una tortilla de verduras frescas y guisantes con lechuga, acompañado de un jugo de uvas (natural).

Para la cena podríamos comer unas coles de Bruselas salteadas con almendras en pedazos, más una porción de espinaca, queso mozarella y miel, con un vaso pequeño de jugo natural de pera.

¿Cuáles son los beneficios de la Dieta Mediterránea?

  • La novedosa Dieta Mediterránea resulta aún más productiva y efectiva si al realizarla la combinamos con un poco de ejercicio físico. Se recomienda al menos 3 días de actividad física bajo este régimen alimenticio, en un tiempo de no menos de 30 minutos.
  • Al someter a nuestro cuerpo a este tipo de dietas, no solamente vamos a conseguir moldear nuestra figura y alcanzar de una vez por todas el peso ideal, sino que también va a resultar muy beneficioso para nuestro organismo, como por ejemplo para el buen funcionamiento de los riñones y el corazón.

Recomendación
Si bien la Dieta Mediterránea presenta muchas ventajas, quizás se puedan ver afectados los niveles de hierro y calcio de nuestro cuerpo, debido a la baja ingesta de proteínas como la carne. Es por eso que siempre al someter a nuestro organismo a regímenes alimenticios continuos, se debe siempre consultar periódicamente a un profesional de la salud.

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario por favor
Por favor ingrese su nombre aquí