Califica este artículo

No son pocas las dietas que prometen una pérdida de peso rápida y milagrosa. Está aquella que restringe los carbohidratos, otra que sólo permite proteínas, y hasta una que sólo permite frutas. Lo que casi todas ellas tienen en común es que son altamente restrictivas y fallan en promover la reeducación alimentaria. En este post te hablaré sobre la dieta del huevo cocido.

Para tener en cuenta:
Al eliminar un grupo de alimentos entero (como es el caso de las dietas sin grasa, o las dietas low carb, que prácticamente prohiben el consumo de alimentos ricos en carbohidratos), estas dietas pueden causar deficiencias nutricionales e, inevitablemente, acaban provocando el tan indeseado efecto acordeón. En otras palabras, muchas de estas dietas logran hacerte adelgazar, pero la probabilidad de volver a subir todo el peso es bastante alta, ya que no hubo un cambio en los hábitos alimenticios, sino una exclusión de determinados alimentos.

En este escenario, la dieta del huevo cocido parece ser una opción un poco más razonable, ya que no excluye a ningún grupo de alimentos o sugiere un consumo muy bajo de calorías. Es importante entender cómo funciona la dieta del huevo cocido para adelgazar, el menú y consejos para no volver a engordar de nuevo con el efecto acordeón.

Quizás te interese:

Huevo: Beneficios de su consumo, mitos y verdades.

Dieta de la piña: ¿Cómo funciona?, Menú de dieta.

Dieta mediterránea: ¿Cómo hacer?, beneficios.

¿Cómo es la Dieta del Huevo Cocido?

Dato:
Esta dieta consiste en consumir un huevo cocido antes de las tres principales comidas diarias – desayuno, el almuerzo y la cena. El sesgo de la dieta del huevo cocido para bajar de peso se basa en aumentar la sensación de saciedad con el huevo y reducir el consumo de calorías durante la comida siguiente.

Todo esto, por supuesto, en conjunto con una dieta hipocalórica – o sea, que contiene menos calorías de las que tu metabolismo necesita para realizar sus actividades diarias. Esto significa que la dieta del huevo cocido es un plan alimenticio con restricción de calorías, que utiliza el mayor poder de saciedad de las proteínas para provocar una pérdida de peso sin que tengas que pasar hambre como en otras dietas altamente restrictivas.

¿Cómo funciona la dieta del huevo cocido para adelgazar?

¿Por qué incluir tres huevos en la dieta? ¿El huevo adelgaza? En realidad existen varias razones por las que consumir huevos cocidos antes de la comida puede ser una buena idea para aquellos que están tratando de adelgazar. A continuación te decimos el porqué:

1. El huevo aporta sensación de saciedad

Dato:
El huevo es rico en proteínas y grasas – son unos 6 gramos por cada unidad – dos nutrientes que tienen una digestión más lenta que los carbohidratos y que por lo tanto generan más saciedad. Para ser descompuestos en aminoácidos, las proteínas del huevo requieren un gran gasto de energía por parte del organismo, que se ve obligado a retirar energía de sus reservas para ayudar a la digestión

En otras palabras, consumir un alimento rico en proteínas y sin carbohidratos como el huevo acelera el metabolismo y provoca una movilización de las reservas de grasa – sobre todo en la zona abdominal, lo que lleva a un aumento de la lipólisis (quema de grasa) para ayudar en la digestión. Por lo tanto, podemos decir que el huevo cocido quema grasas (en ausencia de hidratos de carbono).

En el estudio, 30 mujeres con sobrepeso o con serios problemas de obesidad, recibieron un desayuno que contenía dos huevos o un bagel (un tipo de pan en forma de anillo) con un complemento, siendo que las dos opciones tenían la misma cantidad de calorías y proteínas.

Después de acompañar los hábitos alimentarios de los participantes del estudio a lo largo del día, los investigadores pudieron observar que aquellas mujeres que habían consumido los huevos en el desayuno sentían menos hambre antes del almuerzo, y como resultado, terminaron consumiendo menos calorías durante la comida. Y no fue sólo eso: durante las 36 horas siguientes, el grupo que comió huevos consumió en promedio 417 calorías menos que el grupo que recibió el bagel en la primera comida del día.

Consumir un huevo entero antes de cada comida hará que te sientas saciado con una menor cantidad de alimentos en la siguiente comida, facilitando el mantenimiento de la dieta hipocalórica.

2. El huevo es fuente de vitamina B12

La vitamina B12 ayuda a bajar de peso de manera indirecta. Eso porque ayuda a metabolizar las proteínas y las grasas, produciendo energía; lo que hace que el organismo se encuentre más activo durante el día. Esto significa que la vitamina B12 estimula el metabolismo y puede ayudar en la reducción de las reservas de grasa del cuerpo.

Además, la vitamina B12 presente en el huevo te mantendrá con más energía y disposición para el ejercicio, lo que también puede ayudar en el adelgazamiento

3. El huevo es fuente de triptófano

El huevo es una de las mejores fuentes de triptófano, un aminoácido que estimula la producción de serotonina (un tipo de neurotransmisor) en el cerebro. Entre otras funciones, la serotonina puede controlar el apetito y disminuir la ingesta, además de disminuir la ansiedad y el estrés.

Los niveles adecuados de triptófano en el organismo pueden disminuir el deseo de comer dulces y facilitar el proceso de pérdida de peso a través de una disminución del hambre hedónica – o sea, aquella hambre que aparece cuando el cuerpo no cuenta con la suficiente discapacidad energética.

dieta del huevo cocido
Dieta del huevo cocido

4. Comer huevos no provoca picos de glucosa

Esta es una propiedad del huevo bastante interesante, sobre todo por la mañana. Al despertar, nuestra glucosa está abajo (después de todo, nos quedamos por lo menos 8 horas en ayuno) y todo lo que nuestro cuerpo necesita es una fuente de hidratos de carbono para recuperar sus tasas normales de azúcar en la sangre.

Resulta que si consumes un carbohidrato luego al despertar y sin una fuente de proteína en conjunto, tus niveles de glucosa van a subir de forma muy rápida, lo que obliga al organismo a liberar una gran cantidad de insulina para eliminar esa glucosa dentro de las células. De esta forma, los niveles de glucosa bajan de nuevo, lo que es conocido como el famoso pico de glucosa.

Cuando esto sucede, tu cerebro envía una señal para que te alimentes de nuevo, lo que significa sentir hambre después de haber terminado de comer una rebanada de pan con mermelada. Y la mala noticia es que esto se produce a lo largo del día, ya que cuando nos quedamos sin alimentarnos por muchas horas las tasas de glucosa caen drásticamente.

Como es de digestión lenta y no contiene carbohidratos, el huevo no causa grandes cambios en la glucosa sanguínea, lo que te ayudará a controlar el apetito en la primera comida del día. Consumir un huevo antes de la comida puede ayudar a estabilizar la glucosa de la sangre sin tener que sufrir con los cambios bruscos de apetito poco después.

5. Los huevos favorecen la síntesis de adiponectina

El consumo de huevos puede aumentar la producción de adiponectina, una hormona que acelera el metabolismo, aumentando la quema de grasa, mejorando la sensibilidad a la insulina y disminuyendo el apetito.

Referencias

Blog sobre la dieta del huevo: https://www.healthline.com/health/egg-diet#takeaway

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario por favor
Por favor ingrese su nombre aquí