Un cambio en la dieta puede ser una manera efectiva de perder peso. Pero, ¿qué pasaria si puedieras obtener muchos más beneficios para la salud que sólo la pérdida de peso? Si te interesa, prueba la dieta mediterránea.

Dieta Mediterránea

Estamos en la era de la moda de las dietas, si se puede llamar así. Busca ideas para perder peso y encontraras ideas de dietas nunca antes escuchadas, únicas y a veces desgarradoras.

Pero no todas estas dietas funcionan, incluso pueden ser negativas para tu cuerpo. Sin embargo, los expertos coinciden en la dieta mediterranea como una dieta saludable. Está llena de frutas de temporada, pescado, verduras de hoja, granos enteros, aceite de oliva, carne magra e incluso un poco de vino. ¿Qué más quieres? La mejor parte de esta dieta es que nada está fuera del menú, ni siquiera los postres. No tienes unas pautas estrictas de tiempo para llevar con la dieta, sólo se centra en comer tres comidas al día. Es facil solo asegúrate de que tu comida sea más vegetal y rica en proteínas. Lo único que hay que eliminar de esta dieta son los alimentos procesados.

Como la dieta es rica en nutrientes, también tiene muchos beneficios para la salud.

Salud ocular

Beneficios de la dieta mediterránea para los ojos, siguiendo esta dieta durante mucho tiempo puede ayudar a prevenir problemas oculares relacionados con la edad como la disfunción muscular, que puede llevar a la pérdida de la visión a partir de los 55 años de edad.

Incluir pescado y vegetales en la dieta proporciona ácidos grasos Omega-3 que son excelentes para la salud de los ojos. Los coronoides presentes de forma natural en las hortalizas de hoja verde reducen las posibilidades de cataratas y mejoran la salud de la retina.

Bueno para el corazón

La sinergia de todos los nutrientes en esta dieta juegan un buen papel para la salud del corazón. Ayuda a mantener bajo control factores como la presión arterial y los niveles de colesterol que de otra manera podrían poner en riesgo tu salud. Los antioxidantes que recibes de las frutas y verduras previenen la formación de placa en las arterias. El aceite de oliva ayuda a reducir los niveles de colesterol malo.

Pérdida de peso

Y por supuesto, una dieta es una dieta sólo cuando ayuda a perder peso. La dieta mediterranea aumenta el nivel de fibra en el cuerpo. Esto ayuda a mantenerlo más lleno durante más tiempo, reduciendo las calorías adicionales.

Las grasas y proteínas buenas en esta dieta mantienen el nivel de azúcar en la sangre en un punto seguro. Además, la pérdida de peso lograda con esta dieta dura más que cualquier otra dieta. Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine encontró que “las personas que siguieron una dieta mediterránea durante dos años perdieron más peso que las que hicieron dietas bajas en grasa”.

Prevenir el Alzheimer

Seguir la dieta mediterránea reduce el riesgo de alzhéimer. Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association sugiere que las personas que siguen una dieta mediterránea tienen un riesgo un 40% menor de contraer Alzheimer. Es porque la combinación de nutrientes y minerales que la dieta proporciona funciona bien para la salud del cerebro. Además de esto, el estudio dice que los que combinan el ejercicio regular con esta dieta tienen un riesgo 60 por ciento menor de contraer esta enfermedad.

Prevenir la diabetes

La mejor parte de esta dieta es que sin reducir ningún plato o calorías, puede ayudar en la prevención de enfermedades. Ha habido estudios que muestran que la dieta mediterránea podría ayudar a reducir significativamente el nivel de azúcar en la sangre.